La Caja de las Ágatas

la Caja de las Ágatas

La Caja de las Ágatas es una de las cuatro piezas fundamentales de la orfebrería prerrománica. Fue donada a la catedral de Oviedo por el infante  Fruela de Asturias, hijo de  Alfonso III el Magno, y por su primera esposa, Nunilo Jimena en el año 910. La Caja de las Ágatas fue realizada a principios del siglo X para guardar reliquias que se encuentran en la Cámara Santa.

La caja es un cofre rectangular de 42 x 27 x 20 cm aproximadamente. La parte superior tiene forma de pirámide truncada y está rematada por una placa de esmaltes. Está hecha de madera de peral y recubierta con lámina de oro repujada con decoración vegetal. En la lámina se recortan unos arcos y huecos que muestran las placas de ágatas, de distintas formas y tamaños, que dan nombre a la caja. Los laterales de la caja se dividen en dos niveles, separados por la abertura que separa la caja de la tapa, y están adornados con finas piedras pulidas rojas, verdes, turquesas.

la Caja de las Ágatas

La placa que remata la tapa de la joya es de época anterior. Según históricos, esta placa era un broche de un manto real visigótico que, según la tradición, fue un regalo de Carlomagno a Alfonso II el Castoa fines del siglo VIII. Algunos autores sostienen que esta placa pudo ser un cinturón franco, realizado en el siglo VIII, o un broche-relicario de estilo carolingio (s. VIII – IX).

La placa de forma rectangular es de oro con incrustaciones de piedras de colores y esmaltes policromados que forman dragones, cuadrúpedos, pájaros, peces, reptiles y árboles estilizados.

La base de la caja es de plata. En ella hay una inscripción grabada a buril, que rodea la imagen dela Cruz de la Victoria. Entrelos brazos de la cruz figuran los animales simbólicos que representan a los cuatro evangelistas: el ángel San Mateo, el león San Marcos, el buey San Lucas y el águila San Juan.  Esta representación de los cuatro evangelistas se puede ver en las basas de las columnas de San Miguel de Lillo en la nave central.

La inscripción es siguiente: «Acéptese este regalo en honor de Dios que lo ofrecen los siervos de Cristo, Fruela y Nunilo, por sobre nombre Jimena. Esta obra fue terminada y concedida a San Salvador de Oviedo. Cualquiera que intentare robar esta nuestra ofrenda, perezca por el rayo divino. Se hizo en la Era 948 [año 910]»

La Cajade las Ágatas no ha sufrido grandes deterioros después de la destrucción de la Cámara Santa en el año 1934 se quedo casi intacta. La restauración de 1942 estuvo considerada por diversos historiadores como una violación de los principios arqueológicos, artísticos e históricos, porque no permitiera posteriormente diferenciar los elementos originales de los añadidos.  En 1977 se cometió un robo en la Catedral de Oviedo. La Caja de las Ágatas y las otras reliquias fueron sustraídas y localizadas doce años más tarde en el cauce de un río seco de Orense.

Marianna Zaytseva

Anuncios

Acerca de guiasderuta

Alumnos del curso oficial de "Guías de Ruta" de la Escuela Universitaria de Turismo de Asturias
Esta entrada fue publicada en Noticias turísticas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s