Descubre Avilés a través de sus B.I.C.

En este artículo voy a presentar algunos de los Bienes de Interés Cultural más representativos de esta ciudad, maravillosa y aún algo desconocida.  Avilés nos ofrece un rico patrimonio, además del afamado Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer.  Concretamente, en Avilés son B.I.C.:  

-Bienes inmuebles: Capilla de los Alas, Iglesia de Santo Tomás de Canterbury (antigua Iglesia de Sabugo), Palacio de Balsera, Palacio de Maqua y Teatro Palacio Valdés.

-Conjuntos históricos: Avilés y la Plaza del Mercado.

Nos vamos a centrar en los siguientes: 

Antigua Iglesia de Sabugo

Antigua Iglesia de Sabugo: Las obras de este templo románico llevaron bastante tiempo, sobre setenta años. El románico se manifiesta en el ábside semicircular y en la puerta lateral. Sin embargo la portada principal es tardorrománica. Actualmente, se utiliza en contadas ocasiones para actos religiosos. Sí se aprovecha, y es un buen marco, para conciertos, exposiciones y actos sociales de relevancia para la ciudad.

Palacio de Balsera

Palacio de Balsera: Es un palacio de volúmenes muy bien compensados.  El Ayuntamiento lo adquirió en la década de los ochenta, para albergar en él la Escuela Municipal de Música, hoy Conservatorio.

Es un ejemplo de construcción de la pujante burguesía avilesina de principios de siglo. En el interior destaca la elegante escalera, que se abre en forma de uve hacia la primera planta así como la bóveda de cristal emplomado.

Palacio de Maqua

 Palacio de Maqua: De estilo ecléctico, tiene planta cuadrangular, ordenada en torno a un pequeño patio interior. En el interior llama la atención su patio, cerrado en los últimos pisos por galerías acristaladas, con excelente labor de carpintería, tratada de manera muy decorativa.

Se rehabilitó en el año 1983 y luego en 1997; todavía conserva bellas puertas esculpidas, las pinturas murales y el artesonado con adorno floral del que fuera el salón de baile del Palacio.

Teatro Armando Palacio Valdés

Teatro Palacio Valdés: Es un teatro neobarroco con disposición longitudinal, paralela al frente debido a los problemas técnicos que le acarreaba el solar elegido para su construcción. Las obras duraron veinte años debido principalmente a problemas económicos que paralizaron las obras en diversos momentos. En 1920 se inauguró bautizándolo con el nombre del ilustre escritor Armando Palacio Valdés, hijo adoptivo de la villa, que acudió al estreno.

El teatro permaneció abierto entre 1920 y 1972 representando todo tipo de obras y siendo además usado como sala cinematográfica. A partir de entonces sufrió el abandono que lo dejó en un estado deplorable hasta que en el año 1992, siendo ya de titularidad municipal, fue restaurado e inaugurado.

Pablo Álvarez, alumno de la Escuela de Turismo de Asturias.

Anuncios

Acerca de guiasderuta

Alumnos del curso oficial de "Guías de Ruta" de la Escuela Universitaria de Turismo de Asturias
Esta entrada fue publicada en Noticias turísticas, Turismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s